Saltar al contenido

¿Qué sucedió en la plantación Myrtles?

¿Qué Sucedió En La Plantación Myrtles?

El general David Bradford fue el propietario y arquitecto original de la plantación Myrtles. Era un exitoso abogado y  hombre de negocios que vivía en una pequeña casa de piedra en Washington, Pennsylvania. 

Cuando se casó y tuvo descendencia, Bradford construyó una exquisita casa de grandes dimensiones. Poco después de terminar con la construcción, huyó para salvar su vida de su gobierno. Ahora es un museo de referencia nacional.

La casa de Laurel Ridge

Bradford participó en la dirección de la rebelión del whisky, y esto supuso que George Washington pusiera precio a su cabeza. En 1796, Bradford dejó a su familia a salvo en Pittsburgh. Luego viajó y cuando llegó a Bayou Sara, compró seiscientos acres de tierra. Allí construyó una casa de ocho habitaciones en la propiedad y la llamó “Laurel Ridge”.

En 1799, el nuevo presidente, John Adams, perdonó a Bradford y estableció la línea de Ellicott, creando frontera entre España y Estados Unidos. Bradford a veces aceptaba estudiantes de derecho. Uno de esos estudiantes era Clark Woodruff, quien se convirtió en abogado y se casó con su hija Sara.

Plantacion Myrtles

La llegada de Clark a la plantación

El general David Bradford murió en 1808, así Clark y Sarah se trasladaron a Laurel Ridge para ayudar a Elizabeth a administrar la casa. Y Clark amplió las propiedades de la plantación y plantó índigo y algodón. Pero Sara y dos de sus tres hijos sucumbieron a la fiebre amarilla. Finalmente le compró la propiedad a Elizabeth quien murió en 1830, y junto a su hija Octavia se trasladaron, dejando a un cuidador a cargo de la plantación. 

El mito de Clark tiene como protagonista a una esclava de la casa. Se decía que Chloe, la esclava, y Clark tenían relaciones sexuales. Esta temía que la mandaran a los campos o que tal vez su empleo de cuidadora de los niños se acabara, por eso intentó mantenerse cerca de Clark

Tanto fue así que incluso espiaba a Clark y su mujer Sara, y cuando la pillaban le cortaban la oreja. Ella utilizaba un turbante para ocultar la cicatriz. En su desesperación quiso enfermar a los chicos para que su ayuda fuese imprescindible. Clark fue el único que no comió la tarta envenenada, y después Sara y los niños murieron por el veneno. Otra versión de la historia habla de que era una simple venganza.

Los otros esclavos no quisieron ayudar a Chloe a escapar del lugar, pensando en las posibles consecuencias de sus acciones. Así, la colgaron de un árbol de la propiedad. Cuando Sara y los niños murieron, cubrieron todos los espejos para que no quedaran atrapadas. Sin embargo, se olvidaron de incluir uno de ellos, y quedaron atrapados en la plantación.

La gente ha visto un rostro en este espejo, las huellas dactilares de los niños y marcas de garras. Explican que la cara es Sara y los niños son suyos, y las garras son de Sara intentando salir del espejo. En 1975, el propietario de la plantación informó de que casi se mató cuando el espejo salió volando a seis metros de la pared y se golpeó la cabeza.

El hombre de las escaleras

En 1834, Clark vendió Laurel Ridge a Ruffin Grey Stirling. Aunque los Stirling poseían varias plantaciones, Ruffin y su esposa, Mary, vivieron en Laurel Ridge. Ampliaron y remodelaron la casa. Cuando la terminaron en 1850, la casa tenía el doble de su tamaño original, y le cambiaron el nombre por el de Myrtles.

Cuando Ruffin murió en 1854 de tuberculosis, Mary se hizo cargo de las plantaciones, de forma exitosa. Sin embargo, cinco de sus hijos murieron antes de casarse. Su hija Sarah se casó con Willian Drew Winter, a quien contrató para que le ayudara con las tierras y finalmente le regaló la casa. En 1871, William fue fusilado en el porche de los Myrtles. 

Se dice que cuando Winter recibió un disparo en el porche, se arrastró hacia el interior y murió en el decimoséptimo escalón. Algunos han visto rayas en las fotos de las escaleras donde murió William, se cree que es su sangre. La sangre puede verse incluso cuando se limpian las escaleras y se sustituye la alfombra. 

Plantacion Myrtles

El fantasma de Chloe

Los curiosos del lugar han afirmado ver un fantasma con turbante, y la mayoría coincide en que es Chloe. Sin embargo, no hay registro de que Chloe haya existido, solo hay registros detallados de la época con una lista de esclavos, pero en ningún lado aparece Chloe.

En 1992, se tomó una fotografía de la plantación Myrtles para un seguro contra incendios. La compañía de seguros quería una foto que mostrara la distancia entre los dos edificios. Les rechazaron el seguro porque les pidieron que enviaran fotos sin personas. Habían tomado fotos sólo de los edificios y creen que la imagen de la foto es Chloe.

Nadie sabe con certeza cuándo se originaron las historias de Chloe. Se dice que ya en la década de 1950 se mencionó un fantasma que era una mujer mayor que llevaba un gorro verde.

En la década de 1970, la casa pasó a manos de sus nuevos propietarios, James y Kermeen Myers, y se convirtió en un bed and breakfast. Las historias de fantasmas se convirtieron en los mitos que se cuentan hoy en día. Aunque la historia de los fantasmas puede no ser cierta, muchos escépticos y creyentes han informado de que han visto, oído y sentido cosas que no se pueden explicar.

Otros posts que te pueden interesar:

Configuración