Saltar al contenido

Mary Bell, una psicópata de libro

Mary Bell, Una Psicópata De Libro

La mayoría piensa que los niños son inofensivos, que solo buscan amor. Sin embargo, no siempre es así, y es que como hemos visto en otras ocasiones, la mente de los niños no solo es amor y cosas bonitas, algunas están muy oscuras.

En esta ocasión, vamos a hablar del caso de Mary Flora Bell, una niña británica que con tan solo 11 años se convirtió en una asesina estrangulando a dos niños. Pero, ¿qué le llevó a realizar tal atrocidad?

Una infancia rodeada de problemas

Mary Bell venía de una familia disfuncional. Su padre, Billy Bell, era un delincuente de poca monta, pero siempre en problemas. Solía dejar a Mary Bell con familiares o conocidos la mayor parte del tiempo. De hecho, no se sabe si realmente era su padre biológico. Esto es porque Betty Bell, la madre, era prostituta especializada en sadomasoquismo, y de esto muchas veces Mary era testigo.

Mary empezó a mostrar signos de rabia, empezando por la tortura de animales, y les ofrecía a los niños en el patio un masaje… Pero el masaje era realmente una estrangulación, se cree que probablemente esto lo habría visto en las sesiones de sado de su madre. 

Los familiares afirmaban que Betty había pensado matar a Mary durante los primeros años de su vida, y hacer que su muerte pareciera accidental. Hubo algunas ocasiones en que Mary Bell se cayó “accidentalmente” de una ventana, o que ingirió de forma accidental gran cantidad de somníferos. 

Mary Bell

Una niña problemática

En el colegio Mary era problemática, y ya empezaba a mostrar síntomas de psicopatía, mintiendo continuamente y manifestando su deseo de hacer daño. Era la clásica matona a la que todos temían, incluso las madres la denunciaron por haber intentado estrangular a sus hijos, pero no hicieron nada. 

Pero a pesar de ser violenta, también era inteligente, y contaba con una admiradora, Normal Bell. Esta era una niña de 13 años a la que se le describía como un poco tonta, lenta y para nada a la altura intelectual de Mary. Y aunque Norma fue arrastrada hasta la investigación de los crímenes, finalmente fue absuelta.

La primera víctima: Martin Brown

El 25 de mayo de 1968 dos niños estaban jugando en la habitación de arriba de una casa abandonada, cuando descubrieron cadáver de Martin Brown. Estos estaban con Mary y Norma Bell, que estaban buscando a un amigo desaparecido. Cuando la policía llegó se percató inmediatamente del comportamiento sospechoso de las niñas. No sabían la causa de la muerte, pero creían que Martin Brown había ingerido por error pastillas de un frasco que encontraron cerca. Pero en realidad Mary Bell había estrangulado a Martin hasta la muerte. Pero como no habían quedado marcas, la policía lo consideró un accidente.

Cuatro días después, Mary Bell se presentó en la residencia de los Brown pidiendo ver a Martin. Le dijo a sus padres que sabía que estaba muerto, pero que quería verlo en su ataúd. Al día siguiente, el padre de Norma encontró a Mary estrangulando a su hija, le dio una bofetada y la mandó a casa. Horas después, ambas niñas entraron a la guardería local y la destrozaron. Dejaron notas del estilo a: “Joder, asesinamos, cuidado, Fanny y Maricón”, y “Asesinamos a Martain Brown, jódete Bastardo”. La policía lo consideró una broma.

Asesinadosmary

El segundo asesinato de Mary

El 31 de julio estrangularon a otro niño de 3 años, Brian Howe. Las niñas estaban en el lugar en el momento del asesinato. Mary dijo que Norma le había hecho cortes al chico. Primero el chico tenía una N en el estómago, que después convirtió en una M. Le cortaron parte del pelo y le mutilaron el pene con una cuchilla de afeitar.

Mary quería que Pat, el hermano de Brian, descubriera el cuerpo para ver la conmoción en su rostro, pero no pudo llegar a un acuerdo. En su lugar, la policía de Newcastle encontraría su cuerpo esa misma noche.

Había una clara culpable: Mary Bell

Los asesinatos conmocionaron a la comunidad. La policía entró en pánico y entrevistó a todos los niños de la comunidad para detectar cualquier comportamiento sospechoso. Cuando entrevistaron a Mary Bell, supieron que habían encontrado al asesino de Brian.

Cuando interrogaron a Norma Bell confesó rápidamente que fue Mary quien lo hizo. La policía vio más tarde las similitudes entre los casos de Brown y Howe y consiguió relacionarlos con Mary y Norma Bell. El 5 de diciembre de 1968 Mary y Norma Bell fueron juzgadas por los asesinatos de Martin Brown y Brian Howe.

Mary Bell

Psicópata y manipuladora

Unas semanas después absolvieron a Norma Bell de los cargos, pero no le ofrecieron el anonimato. Por su parte, Mary Bell fue condenada por homicidio involuntario en base a la responsabilidad disminuida. A pesar de ello, los psiquiatras describieron a Mary Bell como alguien con ‘síntomas clásicos de psicopatía’ y ‘inteligente, manipuladora y peligrosa’. En el juicio, el juez dijo: “Esta chica es peligrosa y, por lo tanto, hay que tomar medidas para proteger a otras personas” y la envió a la unidad de seguridad de Red Bank.

En 1977 la trasladaron a un centro menos seguro, ella y una compañera se escaparon con la ayuda de dos jóvenes que más tarde vendieron la historia a la prensa sensacionalista, afirmando que ella se había escapado de la cárcel para poder quedarse embarazada. 

En su corta estancia en la cárcel, Mary perdió su virginidad. Las circunstancias volvieron a poner a Mary en el punto de mira de los medios de comunicación cuando uno de los chicos, que afirmaba haberle quitado la virginidad, explicó el proceso con detalle en las columnas de los periódicos británicos. A causa del incidente, a Mary se le retiraron los privilegios penitenciarios durante 28 días.

Mary Bell

Empezando una nueva vida

Cuando Mary Bell cumplió los 23 años la liberaron, y el gobierno le concedió una nueva identidad y el anonimato, lo que le permitió comenzar una nueva vida con un nuevo nombre. Cuatro años más tarde tuvo una hija, que no conocía de su oscuro pasado hasta que los reporteros de la prensa sensacionalista descubrieron su paradero en 1998. Esto la obligó a abandonar la casa con las sábanas cubriéndoles la cabeza. Tras el incidente, la hija de Mary Bell también obtuvo el anonimato del gobierno.

Otros posts que te pueden interesar:

Configuración