Saltar al contenido

El por qué de los nazis y el ocultismo

El Por Qué De Los Nazis Y El Ocultismo

El hecho de que el régimen nazi estuviera fascinado por lo paranormal es algo bien conocido. La relación entre los nazis y el ocultismo se ha descrito en diferentes revistas, libros y hasta en películas. Pero, ¿qué es lo que les fascinaba tanto a los nazis de lo paranormal? ¿qué interés tenían en el ocultismo? Aquí intentamos buscar algunas respuestas.

¿Cuál es el origen de su interés?

El interés por lo paranormal creció fuertemente entre los años veinte y los cuarenta. Pero este había empezado mucho antes. Alemania y Austria experimentaron un florecimiento del pensamiento sobrenatural. Fue en esta época en la que crecieron y forjaron su personalidad personajes de la talla de Hitler y Goebbels. Esto podría ser una explicación para el interés que tenían los nazis y por las prácticas ocultas que se sucedían dentro del régimen.

Aunque este interés ha sido objeto de estudio para muchos, uno de los libros que más ahonda en el tema es el de Eric Kurlander. Eric de la Universidad de Yale estableció los lazos definitivos entre lo paranormal y el régimen nazi. Según Kurlander, el régimen nazi estaba obsesionado con lo paranormal. Esto provocó que destinaran dinero y recursos a la investigación mística, oculta y pseudocientífica. 

Nazis

La obsesión ocultista de los nazis

Algunas personas del régimen nazi estaban más obsesionadas por el ocultismo que otras. Uno de ellos, fue Himmler y sus SS, un hecho bastante conocido y sobre lo que se ha hablado en distintos documentales. Sin embargo, el propio Hitler se adentró en el ocultismo. 

Los escritos describen cómo Hitler leía libros de magia, con una clara obsesión por la llamada deathray. Por su parte, Goebbels estaba fascinado por Nostradamus y leía sus obras con regularidad. Hess, por su lado, estaba especialmente interesado en la herbolaria e incluso tenía su propio astrólogo.

Buscando la deathray

La posible justificación para este fuerte interés estaría muy relacionado con la dominación mundial. Esta teoría estaría respaldada por la búsqueda de los nazis de la llamada “deathray” (muerte).

Cuando Hitler fue elegido canciller de Alemania, contrató a alguien para que buscara la “deathray”. Además, Hitler escribió el libro “Magia: teoría, historia, práctica”. En él, resaltaba que quien no tuviera semillas demoníacas en su interior no daría jamás luz al nuevo mundo. Esto apoya nuevamente la idea de que su interés en el ocultismo sería por la idea de crear su nuevo mundo ideal

La agricultura biodinámica

La dominación mundial era uno de los motivos para el interés que profesaban, pero también lo era la agricultura biodinámica. Esto es la idea de una agricultura oculta, una que proporcionara armonía entre “sangre, suelo y cosmos”. 

Aunque los detalles sobre esta se perdieron, si parecía demostrar que el ocultismo era la base del nuevo mundo. El ocultismo entonces sería para los nazis el punto a partir del cual se crearía el nuevo mundo y la dominación mundial.

Nazi

La teoría del hielo mundial (“Welteislehre”)

Este fue un concepto propuesto por Hanns Hörbiger, un inventor austriaco. Según su visión, el hielo desempeñaba un papel importante en todos los procesos del cosmos, así como en el desarrollo del universo. Sin embargo, la teoría ha sido desacreditada.

A pesar de que la teoría del hielo no se sostenía, el régimen nazi estaba obsesionado con ella. De hecho, esta se utilizó incluso para promover la obsesión de los nazis por la sangre y la herencia nórdica. En la declaración, la referencia al Hielo Cósmico se remite a la Teoría del Hielo Mundial. “La creencia en el Hielo Cósmico es la herencia natural del hombre nórdico”.

La determinación de los nazis por crear la “raza perfecta” basándose en la teoría de los hielos mundiales y en los antepasados nórdicos condujo más tarde a los experimentos con humanos. Aunque también hubieron otras depravaciones, que sin duda han marcado uno de los momentos más oscuros de la historia de la humanidad.

La experimentación humana

Los experimentos en humanos no se limitaron a los prisioneros de guerra. Sino que también se experimentó con recién nacidos, en un programa al que llamaron Lebensborn. Este consistía en madres solteras que se quedaban embarazadas tras la visita de soldados alemanes. Se animaba a estos soldados a engendrar hijos en suelo extranjero. Una vez que las mujeres se quedaban embarazadas, se las llevaban a las llamadas casas de seguridad.

Una vez que el niño nacía, se le controlaba para determinar si era apto según los estándares arios. Si el niño no cumplía los requisitos físicos, a este se le enviaría a un campo de concentración.

Creando al supersoldado

Los nazis realmente intentaron crear el supersoldado, algo así como lo que hoy conocemos como Capitán América. Nuevamente, para la creación de este supersoldado, se ayudarían de la experimentación humana basándose en una pseudociencia que tenía poco peso. 

El objetivo del régimen nazi era crear un soldado que no necesitara descansar, a la par que era agresivo e intrépido. Para intentar alcanzar este ideal de soldado, utilizaban una droga llamada Pervitin, probada en estudiantes universitarios. Y finalmente el régimen nazi creó su versión del supersoldado.

El Pervitin era una metanfetamina que supuestamente se distribuía por millones. Existen pruebas de que la pastilla se utilizó en la Blitzkrieg y en muchas batallas en territorio francés. Sin embargo, las pastillas eran adictivas y acabaron provocando que muchos soldados alemanes cayeran muertos en el campo de batalla. Incluso después de que terminara la guerra, muchos soldados alemanes seguían experimentando la adicción derivada de la “píldora del súper soldado”.

En definitiva, el nexo de unión entre los nazis y el ocultismo fue sin duda el afán por la dominación mundial. Sin embargo, probablemente el ocultismo solo fue una mera excusa que le sirvió al régimen para llevar a cabo los experimentos inhumanos, su guerra y todas las demás atrocidades con las que estaban asociados.

Configuración