Saltar al contenido

Los fantasmas de Chernóbil

Los Fantasmas De Chernóbil

A finales de abril de 1986, sucedió el accidente nuclear más fatídico del siglo XX. La catástrofe de Chernóbil ha inspirado la política nuclear, así como ha influido a grupos ecologistas y activistas, y ha dejado un impacto brutal en Pripyat, Ucrania y otras regiones de Europa del Este que contaminó. La falta de dispositivos de seguridad, un personal mal formado y las pocas medidas de seguridad establecidas provocaron un desastre que marcó un antes y un después. 

La ciudad de Pripyat fue evacuada, 31 murieron como resultado inmediato del accidente, a lo que se unieron más de 500.000 más afectados por los efectos del accidente. A partir de 2011, Pripyat se convirtió en atracción turística, y la ciudad fantasma sigue siendo captada por fotógrafos interesados en retratar lo que quedó de aquel fatídico día. Por supuesto, la zona se encuentra envuelta en un halo de leyendas sobre fantasmas, mutantes y animales radiactivos. 

Kopachi, un pueblo arrasado

Este pequeño pueblo se encuentra a unos 6 kilómetros de la central de Chernóbil. Tras su evacuación, se encontraron unos niveles tan altos de radiación, que decidieron arrasar el pueblo, a excepción de la escuela, y lo enterraron todo. 

Claramente ignoraban que los materiales radiactivos hacen que la radiactividad se filtre al suelo. Así, consiguieron que la radiactividad pasara a formar parte del suelo y la capa freática, provocando que este lugar fuera inhabitable durante años. La escuela que sobrevivió ha sido la atracción de los fotógrafos de urbex. Y es que han conseguido capturar imágenes realmente creepies de juguetes, material escolar, muñecas y peluches.

Pripyat-Dental-Clinic

Voces en Chernóbil

Como en cualquier lugar donde la muerte ha sido devastadora, hay grandes historias de fantasmas. En este caso podemos encontrar los testimonios de Andrei Kharsukov, un físico nuclear estadounidense que visitó el lugar en 1997. Se acercó tanto como pudo al reactor 4 donde todo estalló, no pudo entrar al interior por la radiación, pero mientras medía la radiactividad del lugar algo lo descuadró.

Alguien gritó pidiendo que lo rescataran de un incendio en el interior. Nadie más se encontraba en el lugar, y si alguien hubiese entrado tendría que haberlo hecho por donde él se encontraba, y habría sonado una alarma. Más tarde, mientras cenaba con sus compañeros se encendió un foco en la sala de reacción. Pensaron que sería una subida de tensión, pero justo cuando lo comentaron, la luz se apagó.

Los liquidadores VS robots de limpieza

Tras la evacuación de Pripyat, el gobierno soviético envió unos robots a la zona de exclusión que se encargarían de limpiar la zona, para contener la fusión y apagar el fuego. Sin embargo, el exceso de radiación impidió a los robots realizar su trabajo. Así, el gobierno reunió a un grupo de soldados y les dio dos opciones: servir dos años en Afganistán o entrar y estar echando tierra sobre el reactor expuesto durante dos minutos.

En esa época, los ucranianos estaban en un fuerte conflicto contra los muyahidines, por lo que los soldados eligieron Chernóbil. A este grupo de soldados los llamaron liquidadores. En ese entonces y hasta el siglo XXI, los ucranianos creen que el vodka te previene sobre los efectos de la radiación. Por lo que armados con un trago de vodka, entraron y echaron arena sobre el reactor durante dos minutos. La mayoría de ellos fallecieron o contrajeron una enfermedad como causa de la radiación.

Pripyat-Chernobyl

El parque de atracciones de Chernóbil

Este parque en Pripyat destinado a la diversión tenía previsto abrir sus puertas el 1 de mayo de 1986. Pero, apenas unos días antes todo explotó. El parque nunca se abrió y simplemente lo dejaron oxidarse. 

Aunque a día de hoy siguen existiendo altos niveles de radiación en las zonas musgosas, es un lugar muy visitado por los interesados en el urbex. Además también sirvió de escenario para el conocido juego Call of Duty 4: Modern Warfare.

Los mutantes de Chernóbil

Tras el desastre, no solo los humanos se vieron afectados, sino también la población animal. Si haces una pequeña búsqueda en Internet podrás encontrar muchos informes de bestias deformes y extrañas que se han encontrado cerca de la zona cero. Algunos de ellos, como un cerdito deforme, están expuestos en el Museo Nacional de Chernóbil de Ucrania.

Sin embargo, la población animal actual suele estar bien, a pesar de que los niveles internos de radiación son anormalmente altos. Pero no suelen sufrir de mutaciones genéticas significativas, aunque algunas especies sí presentan algunos problemas. Algunas aves han desarrollado cerebros más pequeños, y algunos roedores han reducido sus camadas o su esperanza de vida. 

Mutaciones-Animales-Chernobil (1)

El pájaro negro de Chernóbil

Cuenta la leyenda que varios testigos vieron una gran criatura alada con ojos rojos a principios de abril, antes de que sucediera la catástrofe. A esta se le ha conocido como el Pájaro Negro de Chernóbil, y muchos lo han comparado o relacionado con la criatura estadounidense, Mothman. 

Ambas criaturas fueron vistas antes de una fuerte catástrofe. En el caso de Mothman, fue vista justo antes de que se derrumbara el Silver Bridge en Virginia Occidental, donde murieron 46 personas. Además, su aspecto es muy similar: grandes criaturas, de color negro, aladas y con los ojos rojos brillantes.

Algunos supervivientes de Chernóbil dicen haber visto a la criatura alejarse del reactor, e inmediatamente después del desastre, los informes sobre este curioso pájaro cesaron repentinamente. Los que creen en él, lo consideran presagio de cosas terribles, mientras que otros creen que simplemente era un cigüeña negra.

Configuración