Saltar al contenido

Las Catacumbas de París: un laberinto de huesos

Las Catacumbas De París: Un Laberinto De Huesos

Posiblemente ahora hayas escuchado hablar sobre las Catacumbas de París, y sucede que se encuentra dentro de los sitios que más llaman la atención internacionalmente. Se ganó una reputación muy espeluznante, y sucede que es un cementerio masivo para los parisinos que han muerto en la localidad a lo largo de los años.

Las catacumbas están ubicadas debajo de París, y son un colosal laberinto de huesos viejos, cámaras segregas y túneles antiguos. Popular como la ciudad del amor, oculta un obscuro lado bajo sus calles. Este cementerio subterráneo generó a lo largo de los años enorme curiosidad, y es que no todos y cada uno de los días te hallas con un cementerio subterráneo como “atracción turística”.

¿Por qué razón se construyeron las catacumbas?

París no siempre ha sido la localidad cosmopolita y elegante que es hoy. Generalmente, las enormes urbes europeas de antaño eran conocidas por ser sucias y abarrotadas. Pero, si querías encontrar un trabajo en Francia en los siglos XVI, XVII y XVIII, tenías que asistir a la capital. Algo que sigue pasando hoy en día.

Cuando empezó el siglo XVIII, los cementerios de París estaban superpoblados. Además, los médicos comenzaron a percatarse de que, por culpa de esto, se estaban reproduciendo considerablemente más patologías diferentes por toda la localidad.

Catacumbas Paris

El Cementerio de los Santurrones Inocentes

Era el que más problemas planteaba, ya que estaba ubicado en el centro de la región y era el cementerio más grande de París en ese instante. También, era el más obsoleto de París, y también había sido utilizado como fosa común. Todo ello quería decir que el sitio se encontraba lleno de una cantidad increíble de cuerpos en descomposición, y por tanto, generaba un hedor molesto.

Para poder calmar a la localidad de ese horrible olor, así como de las patologías que se estaban generando a raíz de este cementerio, eligieron cerrarlo. Mas, ¿qué harían con todos los cuerpos? Hallaron la respuesta en las viejas canteras de Montrouge, una localidad a las afueras de la ciudad. Estas canteras se extendían en un montón de túneles que estaban debajo de París.

Y de esta forma en 1785 comenzó un proyecto masivo para transportar los cuerpos del cementerio a las canteras. Para evitar molestar a los pobladores de la región, la mayoría del emprendimiento se llevó a cabo de noche. Hubo una pequeña interrupción en los traslados a lo largo de la Revolución Francesa, mas el proyecto continuó hasta 1814.

En total, las Catacumbas de París son una red de galerías que se prolonga hasta un total de 320 quilómetros, aunque la parte accesible es de solo 1,7Km.

La arquitectura Haussmannian

Hay algo muy particular de la arquitectura parisina, y es que posee un estilo muy particular: el Haussmannian. Esto fue fruto de Napoleón III, quien en 1840 decidió mudar completamente el rostro de París. Para eso, recurrió a la ayuda del barón Haussmann (de ahí su nombre), y juntos renovaron la ciudad. Eso significó que se instalaron grandes boulevards, se construyeron nuevos edificios y se instalaron nuevos cementerios.

Aunque el Cementerio de los Santos Inocentes había estado cerrado a lo largo de años en este punto, todavía había determinados cuerpos que precisaban ser retirados y puestos en las canteras. En 1860, la nueva ciudad fue nombrada el «Osario Municipal de París», y apodada las «Catacumbas», debido al reciente descubrimiento de las Catacumbas Romanas en Italia.

Bastante antes de la rehabilitación de Napoleón III y el barón Haussmann, en 1809, las catacumbas se abrieron al público solo con cita anterior. Mas, antes que el lugar pudiera ser abierto, era primordial preparar las instalaciones para una mayor seguridad. Y es que, en primer lugar, cuando trasladaron los cuerpos, probablemente los arrojaron de forma completamente desordenada. 

En 1810, Héricart de Thury, un inspector, se dedicó a rediseñar las catacumbas. De este modo logró transformar el lugar, de un cementerio subterráneo a un monumento para que pudieran visitarlo tanto los parisinos como los turistas. 

Catacumbas Paris

¿Qué pensaban los parisinos de las catacumbas?

Las catacumbas se convirtieron en un destino popular para los parisinos y los turistas tan rápido como se abrió al público. Al comienzo, solo los más privilegiados podían entrar. Mas, una vez terminadas las renovaciones, se abrió a todo el público, y fue un éxito rotundo. 

Por otro lado, tuvieron que implantar en 1830 una regla de visitas, ya que los visitantes causaban grandes daños. De hecho por último en 1833 cerraron el acceso hasta 1850. Y es que la Iglesia se oponía a exhibir restos humanos. Sin embargo, los parisinos no estaban según con esta decisión, y en 1850 volvieron a abrirlas pero solo cuatro ocasiones al año. 

Mas la demanda del público, hizo que de a poco las visitas fuesen más frecuentes, pasando a tener visitas diarias desde 1900.

¿Te atreves a visitar estos casi dos quilómetros de restos humanos bajo tierra?

Configuración