Saltar al contenido

Harry Price, el primer estudioso paranormal

Harry Price, El Primer Estudioso Paranormal

Si estamos hablando de investigación paranormal, hay un individuo a la que no debemos dejar de denominar. Sin duda, esa persona es Harry Price. Considerado como el primer “cazador de espectros de conocidos”, se dio a comprender en la época en la que el espiritismo estaba en auge. 

Harry supo ver que si la investigación era entretenida, podía captar masas, y esto aparte de hacerle ganar seguidores, también le logró ganar contrincantes. Varios lo acusaban de no tener estudios científicos, mas era hábil en lo que hacía, mago y profesional para ubicar fraudes. Las indagaciones en la Rectoría Borley, fueron de los primeros intentos en documentar la actividad paranormal en un espacio hechizado. 

¿Quién era Harry Price?

Nativo de Londres en 1881, empezó su carrera paranormal ya en el año 1889 cuando se interesó en la magia, y empezó a coleccionar lo que sería una enorme biblioteca de libros magia. Su primera investigación se sucedió a los 15 años, en el momento en que junto a un amigo, escucharon pasos en un lugar embrujado, y también procuraron fotografiar al espectro. Fue un fracaso pero sin duda, un atractivo en su interés por lo paranormal. 

En 1908 se casó con Constance Mary Knight, una rica heredera, pasando a convertirse en un caza fantasmas acomodado. Ya en 1920 se unió a la Sociedad de Investigación Psíquica (SPR), y próximamente fue conocido por desacreditar a psíquicos fraudulentos.  

De manera casual conoció a quien le llevaría a Price a avanzar en otro aspecto de su carrera. Stella Cranshaw era una enfermera que decía haber experimentado fenómenos extraños durante años, y Harry Price la invitó a ser su objeto de estudio como médium.

Harryprice

La situacion de Stella Cranshaw

A pesar de no haber sido consciente, Stella era capaz de tener un control espiritual para estar comunicado. Price comenzó a desarrollar sesiones de espiritismo para ponerla a prueba en la Unión Espiritista de Londres. Aquí, y frente otros presentes, Stella consiguió mover una pesada mesa, hacía que los termómetros registrasen descensos muy rápidos de temperatura, tal como lanzaba objetos que proceden de una jaula clausurada. 

Estas sesiones se hicieron muy populares, y Price incluso se transformó en inventor aficionado, y diseñó un gadget para seguir probando las habilidades de Stella. El “telekinetoscopio”, que usaba una llave telegráfica, la cual al ser oprimida, hacía prender una luz roja. La luz se encendía ocasionalmente. 

A lo largo de los años, Stella dejó de trabajar numerosas ocasiones para Price, pues todas y cada una esas sesiones le causaban un agotamiento severo que no podía soportar. Hasta que en 1928 dejó definitivamente de lado su carrera profesional como espiritista, en verdad solo trabajó como tal para Harry Price, y este se ganó un gran prestigio por medio de estas sesiones.

Los fenómenos paranormales se convirtieron en su objetivo

Tras esto, Price procuró otras formas de medir los diferentes aspectos de una sesión de espiritismo. Logró registrar diferentes fenómenos, y esto lo encauzó más hacia el sendero del estudio de los fenómenos paranormal que a desacreditar médiums, lo que no encajaba con la SPR. 

Aunque perteneció a la SPR hasta su muerte en 1948, no siempre fue bien recibido. Los miembros lo trataban con desprecio, ahora fuera por no pertenecer a la clase alta británica, ya que “no era un caballero”, o bien por no tener la capacitación científica que tenían otros. 

Price siguió ensayando y también estudiando otros casos. En 1926 le tocó el turno a Eleonora Zugan, quien se aquejaba de presenciar violentos fenómenos de poltergeist. Era con la capacidad de desplazar objetos con la mente, pero no había motivos para tener esta capacidad particular, excepto el hecho de ser abusada de pequeña. Sus capacidades acabaron de forma áspera al cumplir los 14 años.

La situacion de Rudi Schneider

Rudi Schneider apareció en la vida de Price en 1929, cuyas capacidades eran generar una serie de efectos, así como masas ectoplásmicas, golpes y levitaciones de mesa. Price  fue probando su novedosa tecnología con Rudi, así como fotografió sus manifestaciones como prueba de sus capacidades. En este caso además participó Lord Converses Hope, otro estudioso de la SPR quien describió a Rudi como algo completamente genuino. 

En el momento en que Hope preparaba su informe, Harry Price sacudió a toda la comunidad paranormal anunciando que Rudi era un absoluto fraude, destruyendo de esta forma la reputación de Rudi Schneider, y avergonzando a los investigadores de la SPR. 

Harry Price sin lugar a dudas era un showman y buscador de propaganda, trajo gran publicidad a la investigación de espectros, abriendo de este modo lo paranormal al público en general por vez primera. Así fue como consiguió persuadir a la Facultad de Londres de abrir una biblioteca, y detallar un Consejo Universitario de Investigación Psíquica. Es en esta biblioteca donde en este momento se encuentra la gran compilación de ocultismo de Price. 

Ghost Hunting Kit

La Rectoría Borley, la situacion estrella

Lo que no se suponía Harry fue que en 1929 llegaría el punto de cambio para su carrera. La situacion involucraba una casa de Essex llamada Rectoría Borley. Por medio de esta investigación, se transformó en el cazador de espectros más conocido y consumado. 

Una gran parte de los cuentos de Borley eran contados por Price de primera mano. Confirmaba ver y oír varios fenómenos. Mas también recopiló los testimonios de muchas otra gente que habían experimentado extraños fenómenos en la casa. Para este caso solicitó estudiosos de mente abierta, entre los que escogió a más de 40. Para imprimió el primer manual de cómo realizar una investigación paranormal.

Los resultados de esta situación fueron recogidos en dos libros, The Most Haunted House in England (1940) y The End of Borley Rectory (1946). Estos marcarían los estándares para futuras investigaciones, tal como exponía al público por primera vez los cuentos de una investigación. 

Sin duda, Harry Price sin siquiera saberlo se transformó en el pionero en la investigación paranormal. Marcó las bases para los investigadores paranormales, y dió a lo paranormal una visión entre el público general.