Saltar al contenido

El Vrykolakas: un vampiro griego

El Vrykolakas: Un Vampiro Griego
En el momento en que se habla de vampiros, la mayor parte de la gente piensa en el Conde Drácula de Bram Stoker y en Transilvania. Por otro lado, aunque Europa del Este es la región que mayor proporción de tradiciones vampíricas aloja, hay otros países, tales como Grecia, donde tienen leyendas vivas de vampiros.

El vampiro griego que no tomaba sangre

La Vrykolaka, es el sinónimo de vampiro en la versión griega. Esta tiene su origen en el término eslavo vblk’b dlaka, cuyo significado es “portador de piel de lobo”. La mayor parte de leyendas que conocemos sobre vampiros, suponen tomar sangre de la gente, por otro lado, el Vrykolaka no muerde el cuello de sus víctimas. En lugar de ello, se dedica a crear plagas de infecciones caminando por los pueblos.

Se le ha acusado de provocar actividad Poltergeist, tal como parálisis del sueño. Esto último es porque el modus operandi del vampiro de los Balcanes era inclinarse sobre sus víctimas, sentándose sobre sus pechos.

Por otro lado, como ya hablamos en este artículo, la parálisis del sueño se muestra en el momento en que una persona está en situación supina, y al despertar no es con la capacidad de desplazar ni un músculo. Esto dura unos segundos o minutos, y las que lo sufren, sienten una fuerte presión en sus pechos, como la que ejercía el vampiro de los Balcanes.

Vrykolaka

Cómo se transformaron en un Vrykolaka

El vampiro griego paseaba por los pueblos, y llamaba a sus puertas. Si la persona respondía al primer toque, estaba sentenciada a una rápida muerte y se transformaba en Vrykolaka. Es por eso, que hasta el día de hoy esta historia de historia legendaria hace que en algunas partes de Grecia no abran la puerta hasta al menos el segundo golpe.

De la misma manera, existían condiciones que te hacían tener predisposición para convertirte en Vrykolaka. Si habías vivido una vida pecadora, una excomunión, o bien si habías realizado alguna acción maligna contra tu familia. Igualmente esos que cometían adulterios y morían de manera violenta, o bien quienes tenían un entierro inapropiado, eran carne de cañón para volver como un vampiro griego. 

En este conjunto se incluía además a los hombres lobo. Se decía que si matabas a un hombre lobo heleno, era realmente posible que no fuera una muerte determinante. Este volvería transformado, mitad Vrykolaka  y mitad hombre lobo.

La Iglesia Ortodoxa y Vrykolaka

La Iglesia Ortodoxa terminó convirtiéndose en una religión de predominación dominante en el estilo de vida de los griegos, pero tal era la creencia en esta criatura, que la iglesia también debió posicionarse al respecto. Según afirmaban, el diablo moraba los cuerpos de los fallecidos y hacía que estos se movieran. 

Igualmente, propagaron que los hechos protagonizados por los psíquicos o bien brujas estaban íntimamente relacionados con el vampiro griego, basándose en la narración de la Hechicera de Endor, que convocó al fallecido Samuel, contado en la Biblia. 

Por último dejó claro que la gente de la noche estaba prácticamente condenada a convertirse en Vrykolaka. El clero sugirió que si morías de manera violenta, eras excomulgado, sepultado de forma diferente a la establecía, incluso si nacías muerto o si nacías en uno de los enormes festivales de la iglesia, tu posibilidad de conversión era muy alta. 

Configuración