Saltar al contenido

El top de las sectas: asesinatos y suicidios en masa

El Top De Las Sectas: Asesinatos Y Suicidios En Masa

Los líderes de las sectas creen que realmente son los elegidos, que son especiales, y que tienen la respuesta para todos los problemas. Por eso tienen que adorarlos. Una personalidad carismática, con grandes ideas y siempre acompañado de una fuerte necesidad de violencia. 

Su narcisismo les lleva a querer controlar a los demás, y los conducen a la tumba más pronto que tarde. La paranoia, actos viciosos y el suicidio en masa son algunos de los factores que las sectas más dañinas han tenido a lo largo de la historia. A continuación te presentamos los cultos asesinos y suicidas más conocidos de los últimos años.

Sectas asesinas

En estas organizaciones se manipula a los seguidores para que asesinen a personas inocentes. Aquellos que acaban siendo engañados son personas que tienen problemas para relacionarse, con personalidades débiles, que se encuentran perdidos. Al unirse a estas organizaciones buscan encontrar la amistad, experimentar conexiones o poder hacer una contribución. Con una buena cantidad de estas personas, bajo el mando de un líder carismático pero cruel, las consecuencias son realmente funestas.

Charles Manson, 1969

Familia Manson

El asesino estadounidense más conocido realmente nunca mató a nadie. Sin embargo, fue el líder de la Familia Manson, un grupo que se formó a finales de la década de 1960 en el desierto de California.

Manson y sus seguidores llevaron a cabo nueve asesinatos en cuatro lugares distintos, en un periodo de tiempo de cinco semanas en el verano de 1969. Entre sus víctimas se encuentra la actriz y modelo Sharon Tate. 

Aum Shinrikyo, 1995

Aum Shinrikyo

Shojo Asahara fundó la secta japonesa en 1995. Este mezclaba creencias budistas tibetanas y theravadas, con profecías bíblicas occidentales. Shojo consiguió formar un grupo compuesto por médicos, abogados, científicos y estudiantes universitarios. 

La secta se basó generalmente en la profecía del juicio final, que hablaba de que un conflicto final terminaría con un armagedón nuclear, y después ellos reemplazarían al gobierno. Así, Aum Shinrikyo, el 20 de marzo de 1995 liberó un gas nervioso letal, sarín, durante la hora punta de Tokio en el metro. Se llevaron la vida de 13 personas y miles resultaron heridas. 

El Padrino De Matamoros y La Madrina, 1988

Adolfo-Constanzo-Y-Sara-Aldrete (1)

Adolfo Constanzo y Sara Aldrete lideraban una secta y un grupo de asesinos en serie. Estos creían que su magia negra y hechizos ayudaban a los cárteles de México. Con su ayuda pasaban exitosamente la droga por la frontera, tan solo con una pequeña ayuda de sacrificios humanos.

En 1988, se trasladaron al Rancho Santa Elena en México, una pequeña casa en el desierto. Esta fue conocida como el rancho del Diablo, un templo para el sacrificio humano.

Magdalena Solís, 1962

Magdalena Solís

Magdalena, la Gran Sacerdotisa de la Sangre, nació en una familia disfuncional empobrecida en México. Desde muy joven ejerció la prostitución para llegar a final de mes. Cuando creció, creó un culto y convenció a diferentes aldeanos analfabetos de que era una diosa reencarnada. 

Con su excusa y una estirpe de aldeanos que la adoraban, ejerció sus asesinatos impunemente. Es uno de los pocos casos documentados de asesinas en serie por motivos sexuales. 

Sectas suicidas

Los suicidios masivos suelen pasar en entornos religiosos. Generalmente son actos planificados, o que los han realizado personas con una fuerte frustración, como una forma de protesta política. Aquí podrás ver algunos de los casos en los que los líderes le han lavado el cerebro a personas para que suiciden de forma simultáneamente, por distintas razones. 

Jonestown, 1978

Jonestown

El Templo del Pueblo nació en los años 50 como un santuario contra la desigualdad racial y social que reinaba en esa época. Su líder, Jim Jones, preparó un suicidio masivo que es de los más conocidos en toda la historia. 

El 18 de noviembre de 1978, la escena que iba a suceder en Guyana dejó a todos atónitos. Los seguidores de Jones recibieron la orden de beber una mezcla mortal de venenos. El suicidio en masa se llevó un total de 913 vidas, entre ellos 300 niños. Se convirtió en el mayor suicidio en masa de todos los tiempos. 

La Orden del Templo Solar, 1994

La Orden Del Templo Solar (1)

Antes de que realizaran su suicidio colectivo, los miembros de esta secta asesinaron a una familia en Canáda, unos padres y su hijo pequeño, Emmanuel Dutoit. Creían que este era el anticristo.

En octubre de 1994 encontraron 23 cuerpos pertenecientes a los miembros de esta orden poco conocida, en el cantón suizo de Friburgo. En el cantón suizo de Valais encontraron 25 cuerpos más. Y en la mañana de marzo de 1997 cinco miembros más volvieron a quitarse la vida, esta vez en Quebec, Canadá. Todos ellos dejaron cartas diciendo que querían escapar de las hipocresías y la opresión del mundo. 

Heaven’s Gate, 1997

Heaven'S Gate

Esta secta religiosa que creía en los ovnis, cometió suicidio colectivo el 20 de marzo de 1997 bebiendo fenobarbital mezclado con salsa de manzana, y añadiendo también un poco de vodka. Un total de 39 discípulos bebieron la dosis letal, y envolvieron su cabeza con una bolsa de plástico para no dejar nada al azar. 

Durante esos días, su líder Marshall Applewhile se grabó a sí mismo hablando del suicidio, y diciendo que era la única forma de evacuar esta tierra. Cuando la policía encontró sus cuerpos sin vida, todos estaban tumbados en literas, y vestidos de igual forma: pantalón y camiseta negra, zapatillas Nike, y parches en el brazo con la leyenda “Heaven’s Gate Away Team”.

Otros posts que te pueden interesar:

Configuración