Saltar al contenido

El incidente de Val Johnson, un misterio ufológico

El Incidente De Val Johnson, Un Misterio Ufológico

El incidente de Val Johnson es uno de los más conocidos en la comunidad ufológica. Este tiene claros aspectos sobrenaturales. Y muchos otros que sucedieron después guardaban grandes similitudes con este. 

Muchos investigadores han trabajado, a lo largo de la historia, para descubrir el misterio detrás de este suceso. El que más trabajo en ello fue el investigador de ovnis Guy Westcott, quien se encontraba cerca del lugar. Fue su trabajo el que fue base para los siguientes. Pero, ¿qué vio Johnson aquella noche de verano? 

El encuentro con una luz brillante

Corría agosto de 1979, y Val Johnson se encontraba patrullando en Marshall County, en el estado de Minnesota. Eran casi las dos de la madrugada, y cuando se acercó a la intersección con el Estado de Minnesota, miró para ver si había tráfico para poder continuar. Cuál fue su sorpresa al ver una “luz muy brillante” que parecía ir en su dirección.

Esta luz no parecería encontrarse en la carretera, y tampoco se asemejaba a los faros de un coche. De hecho esta luz parecía flotar a unos metros del suelo, y con “unos bordes muy definidos”. Johnson se preguntó si tal vez se trataba de una pequeña aeronave haciendo maniobras para un aterrizaje de emergencia. Así que avanzó lentamente hasta su posición.

Casi al momento, como si hubiera avanzado rápidamente, el semáforo estaba justo delante de él, y chocó con su coche patrulla. Solo pudo escuchar el sonido de los cristales y el metal rompiéndose, y acto seguido se desmayó.

Val Johnson

¿Qué le pasó a Val Johnson?

Cuando recuperó la consciencia, parecía que el coche se había movido desde la última localización que él recordaba. Ya eran las 2:19 de la noche, había estado inconsciente unos cuarenta minutos. En la carretera se podían ver las marcas de los intentos por frenar el coche. Confundido, buscó la radio para pedir ayuda.

Al lugar se aproximó su colega del cuerpo, Everett Doolittle, quien también pidió una ambulancia. Se encontró con un Johnson de ojos doloridos y en estado de shock. Lo llevaron al Hospital Warren, donde lo examinaron y encontraron que tenía daños en los ojos, como los que sufre un soldador. Además, encontraron un pequeño daño en el interior del ojo, que se suele producir al exponerse a una luz muy brillante desde una distancia corta.

Una de las cosas más curiosas que encontraron fue que el reloj de pulsera de Johnson y el del coche iban exactamente 14 minutos retrasados. Con un escenario y circunstancias tan confusas, y además tratándose de un colega, procedieron a realizar una investigación policial.

Las teorías sobre el incidente

En un primer momento, las teorías apuntaban a que se trataba de un “rayo de bola”, otros creían que los cables eléctricos aéreos habían provocado la luz brillante. Pero los investigadores que siguieron, no dieron por buenas estas teorías. Algo pasó, eso está claro, pero ¿el qué?

El vehículo presentaba el parabrisas roto, por lo que debió de haber un choque con algo. Asimismo, las antenas del coche se encontraban dobladas. Y aunque algunos pensaban que era por el calor que desprendía la luz, se determinó que se doblaron por un golpe. Por lo que, algo físico chocó con el coche.

La peor parte se la llevó el lado izquierdo. Y de hecho, tuvo que examinarlo un experto en el campo de la compañía Ford. Este determinó que las grietas se habían producido por una fuerza mecánica de origen desconocido, que habían actuado hacia dentro y hacia fuera casi de forma simultánea.

Val Johnson

Un misterio aún sin resolver

Aunque nunca se llegó a determinar qué había chocado con Val Johnson aquella noche, quedó claro que algo físico lo hizo. Y más de 40 años después, este incidente sigue fascinando a los interesados en el mundo de los OVNIs y los misterios sin resolver. 

Para el propio Johnson siguió siendo un misterio, ya que no recordaba nada claro de aquella noche. Sin embargo, unos meses más tarde le preguntaron qué recordaba de aquella noche. Él declaró que “vio algo que no debía ver”. Dijo que seguramente se había encontrado con una actividad secreta, y que le habían borrado la memoria. Dijo que no tenía pesadillas con el incidente, pero que siempre estaba pensando sin motivo alguno que “estaba comprometido”, ¿con qué o con quién? Sigue siendo un misterio.