Saltar al contenido

El cementerio Greyfriars, ¿es el más embrujado?

El Cementerio Greyfriars, ¿Es El Más Embrujado?

Situado en Edimburgo, Escocia, el cementerio Greyfriars presenta unas estructuras deterioradas por el tiempo, lo que le da un toque aún más siniestro. Y es que, a pesar de que todo a su alrededor está muy bien cuidado, esta zona se ha dejado descomponer por respeto a los que allí descansan.

Durante el siglo XX, se produjo una gran cantidad de robos de tumbas y secuestros de cuerpos. Sin embargo, es la supuesta presencia de un fantasma que atormenta a los visitantes lo que hizo famoso a Greyfriars. Además de ser la inspiración para algunos de los personajes de Harry Potter.

Cementerio

El abogado Mackenzie y los Covenanters

En el año 1600, Escocia se encontraba dividida por un conflicto religioso. Los protestantes, Covenanters, se abrían paso por Europa. Se sublevaron en 1679, se oponían a que el Rey tuviera control sobre la iglesia. Pero fallaron, y el abogado George Mackenzie, responsable de ello, fue ampliamente condenado. 

Tras esta derrota, Mackenzie “Bloody” guió a los 1200 Covenanters supervivientes a una parte del cementerio, lo que ahora se conoce como la prisión de los Covenanters. Sin refugio ni comida en la cárcel improvisada, muchos murieron antes de terminar el invierno. El resto murieron ahorcados o condenados a servir por contrato en América, pero su barco se hundió en una tormenta, y la mayoría de los cuerpos se enterraron en una fosa común del cementerio. 

Mackenzie por su parte se encontraba ocupando cargos públicos. Asimismo, se dedicó a publicar libros relacionados con la religión, la filosofía y la monarquía. En 1689 fundó la Biblioteca de los Abogados. Falleció en 1691, y lo enterraron en un increíble mausoleo del cementerio de Greyfriars, el mismo en el que habían perecido tantos Covenanters.

La actividad paranormal se desató

Sin embargo, no fue hasta el siglo XX que la actividad paranormal en el cementerio se empezó a desatar con un pasado tan oscuro. Decían que una presencia violenta se desató después de que alguien entrara en el “Mausoleo Negro” del abogado. Algunos dicen que fueron niños evitando castigos, y otros que fue un hombre sin hogar buscando refugio.

Sea quien fuere, desató la ira de un espíritu vengativo. Ya en 2006 se habían reportado un total de 450 ataques del poltergeist Mackenzie. La tradición dice que los que se encuentran al fantasma en el mausoleo o la prisión, sufren de empujones, rasguños, moretones, quemaduras, e incluso algún dedo roto.

El espíritu de Mackenzie es tan vengativo con quien osa perturbar su descanso, que incluso cuentan que es capaz de apegarse a los visitantes. Después los sigue a casa y continúa con los ataques. Se han llegado a ver incluso dos casos de hospitalización psiquiátrica.

Greyfriars-Kirkyard

¿Qué convirtió a Greyfriars el cementerio más paranormal?

Sin embargo, la cruel presencia de “Bloody” no es lo único que convierte al cementerio de Greyfriars en el más embrujado, existen muchas otras historias. Por ejemplo, se cuenta que se solía enterrar a la gente viva, y colocaban una campana unida al ataúd. Y es que tras ver los cuerpos exhumados, se ha podido mostrar que muchas personas fueron enterradas vivas.

Greyfriars Bobby es un terrier escocés que demostró con creces su lealtad. Se dice que este perro se sentaba junto a la tumba de su amo cada día durante más de doce años. A los perros callejeros se les daba sobras en el cementerio, y cabe la posibilidad de que en lugar de ser ese perro, fueran otros muy similares los que iban a visitarlo. 

Pero, esta historia cautivó a la ciudad, y le concedieron a Bobby derechos humanos, incluso derecho a votar antes de que se lo concedieran a las mujeres. La estatua de Bobby se ha convertido también en un atractivo turístico del cementerio. Y se ha establecido la costumbre de frotarse la nariz para tener suerte. 

Actos oscuros que inspiraron novelas

Los ladrones de cuerpos también hicieron mella en este cementerio. Robaban los cuerpos de los recién enterrados, y los vendían como cadáveres a la escuela de medicina de la ciudad. Obviamente, no era un oficio bien visto, pero no se hacían preguntas y la necesidad de estudiar cadáveres frescos era muy grande. 

Es por eso que muchas familias empezaron a instalar rejas de metal, si no se podían permitir un mausoleo que estuviera cerrado y a salvo de ladrones. Esta historia además inspiró a Shelley en “Frankenstein”.

Tom Riddle, Moody y McGonagal son personajes que utilizó JK Rowling en Harry Potter. Esta se inspiró en las lápidas del cementerio cuando empezó su novela. Además, el cementerio Greyfriars está muy cerca del café Elephant House, donde JK Rowling dio comienzo al mundo de Harry Potter.

Configuración