Saltar al contenido

¿Cuáles son las fases de la Luna y su magia?

¿Cuáles Son Las Fases De La Luna Y Su Magia?

El poder de la luna tiene un gran significado para aquellas brujas que confían en sus fases. Les ofrece equilibrio, orientación prosperidad, éxito y amor en su vida. Lanzar hechizos en base a las fases de la luna te puede ayudar a ser organizado, y crear magia con armonía.

Si quieres empezar a hacer magia basándose en sus fases, debes saber que tienes que tener muy en cuenta el cambio de ciclo. Incluso algunos hechizos pueden ser nulos si los realizas en el momento oportuno. Y es que cada ciclo lunar tiene sus propias energías y poderes especiales. 

La Luna influye en muchos componentes de nuestra vida. Tal es así que incluye en el comportamiento de las personas y en el crecimiento de las plantas. Es por eso que los magos creen que nuestros poderes varían en función a la variación de la Luna.

Las fases de la Luna

Para que puedas entender cómo se pueden aplicar las fases lunares en los rituales, aquí tienes un pequeño esquema. Así podrás comprobar cuáles son los distintos tipos de hechizos que puedes hacer durante las diferentes fases lunares.

Luna Nueva

Este es el momento en el que no se puede ver la Luna por la noche. Así que se usa para lanzar hechizos relacionados con la limpieza y el crecimiento personal. Esta fase está pensada para los nuevos comienzos, como para empezar nuevas empresas. Es una situación pensada para el amor, la salud, y la búsqueda de empleo. 

Se pueden lanzar estos hechizos desde su comienzo hasta tres días y medio después. Esta fase se corresponde con el color negro, su celebración es Samhain, y están relacionadas con ella las plantas acacia, ajenjo y verbena.

Luna Creciente

Es la situación perfecta para la magia constructiva, para realizar hechizos para el éxito, valor, amor, amistad, riqueza, suerte o salud. Esta fase se produce de siete a catorce días después de la Luna Nueva. 

La Luna Creciente se define como el avance hacia la Luna Llena, por lo que es de gran ayuda para la creación. Se suelen realizar hechizos de amor, curación y atracción. Es el periodo ideal para la magia blanca o positiva, y se corresponde con la celebración de Imbolc.

Luna

Luna Llena

La adivinación, la profecía y la protección, son la clase de rituales adecuados para esta fase. Los hechizos que se lanzan en esta fase son aquellos que sirven de poder adicional para una situación cotidiana. Tal así puede ser curar una dolencia grave, conseguir un nuevo empleo, etc. 

Esta se sucede entre 14 y 17’5 días de la Luna Nueva. En este periodo la Luna tiene su brillo completo y es perfecta para los hechizos de seguridad. Se corresponde con los colores verde y rojo, la celebración de Beltane, el metal de plata y la planta de Sándalo.

Luna Menguante

La Luna disminuye su brillo tras el momento del auge máximo. Es el momento para lanzar hechizos que destierren el mal y los poderes negativos. Durante la Luna Menguante se descarga la magia y se elimina cualquier negatividad que pueda estar rondándote. Esto puede incluir adicciones y enfermedades.

El momento de la Luna Menguante ocurre de tres días a diez días a partir de la Luna Llena. Este periodo para la magia negativa se corresponde con la celebración de Lughnasadh.

Luna

Luna Oscura

Durante esta fase de la Luna deberás enfrentarte a tus enemigos. Es el periodo en el que debes sacar a relucir tus emociones más oscuras, tu ira y pasiones. Los hechizos que se suelen hacer están relacionados con la justicia. 

Esta fase dura diez días y medio a partir de la Luna Llena. Además, sucede un par de días antes de la Luna Nueva y tiene el mismo aspecto. Su correspondencia es con el color negro y con la celebración de Samhain.