Saltar al contenido

Croglin Grange, el vampiro de Cumberland

Croglin Grange, El Vampiro De Cumberland

En Occidente, el vampiro es una figura que ha tenido un gran importancia en el último siglo. Sus raíces se remontan al folclore de Europa del Este. Por otro lado, como sucede con otras criaturas, cientos de años atrás también se han encontrado otros seres muy similares. 

Una encarnación muy temprana de lo que hoy conocemos como vampiro surgió en Inglaterra, a lo largo del siglo XIX. Era el vampiro Croglin Grange, de quien habló Augustus Hare en su autobiografía, Story of My Life.

Las leyendas de Penny Dreadful

Croglin contaba con al menos dos siglos de antigüedad, según afirmaban. Y aunque probablemente sea tan solo una historia ficticia, Hare la retrató de tal manera que parecía basada en la verdad. En aquella época la literatura o narración de historias era muy característica.

Y es que eran proyectos de ficción que acostumbraban a intentar piratas y bandoleras, y eran de estilo gótico. La narración de este vampiro Grange podría ser un claro ejemplo de una historia de historia legendaria urbana. Por otro lado, varios creían que es posible que existiese algo de verdad en toda esta historia. 

La historia del vampiro Croglin Grange

Augustus Hare se valió de una historia, que según decía, le había contado el Capitán Fisher. La describía como una historia verdaderamente extraordinaria, y relacionada con su familia. En Cumberland, la familia Fisher era bien conocida, ya que estaba en la ciudad desde hacía centenares de años. Estos estaban en un lugar llamado Croglin Grange.

La familia creció fuera de casa, por lo cual se mudaron al sur. Mas en lugar de dejar vacía su propiedad, se la alquilaron a unos inquilinos. Estos eran los hermanos Cranswell. Su familia constaba de dos hermanos y una hermana, quienes se instalaron en la granja, que tenía un solo piso.

Pasaron el invierno sin accidentes, y en el verano siguiente, eligieron una noche fundamentalmente calurosa ver la luna antes de acostarse. Amelia, la hermana, se acostó sobre las sábanas y cerró la ventana. Pero, las contraventanas no estaban cerradas con llave. 

Croglin Grange

¿Qué son esas luces?

Mas el calor no le dejaba reposar, y miró por la ventana. Se halló con una iglesia, que tenía su cementerio. Alén de esta visión, parecía haber distinguido algo oculto en el crepúsculo. Dos luces parpadeaban, y parecían moverse entre los árboles. En un primer momento se encontraba intrigada, mas cuanto más miraba, más nerviosa se ponía. 

Hubo un instante en el que las luces han comenzado a salir de la línea de los árboles, y empezaron a verse precisamente. Parecía tal y como si fuesen una pequeña parte de una silueta mayor, una silueta con forma con aspecto humano.

La figura comenzó a acercarse a la casa de campo, y Amelia aterrada decidió actuar. Corrió hacia la puerta, y la abrió. De repente, escuchó unos rasguños que vienen de la ventana de su habitación. Y aunque se encontraba muy asustada, se atrevió a echar la vista atrás. Se encontraba de pie, fuera de la ventana, era una cara horrible, con unos ojos feroces. Tenía unos dedos huesudos que se esforzaron por abrir la ventana, pero sin conseguirlo. 

Un viaje sanador para Amelia

El miedo de Amelia iba en incremento, empezó a oír los sellos de plomo de la ventana, y súbitamente la venta se cayó, y un brazo huesudo acabó de abrir la ventana. Se encontraba incapaz de desplazarse dada esta situación, o de alarmar a sus hermanos. Este ser se movió rápidamente, y enseguida se encontraba a la vera de Amelia, con los dientes clavados en su cuello. Fue entonces cuando Amelia comenzó a vocear, y alertó a sus hermanos. 

Después de derribar la puerta, el invasor huyó por la ventana. Uno de ellos procuró perseguirlo, pero los pasos gigantescos de la criatura lo hacían irrealizable de lograr, y desapareció tras el muro del cementerio. 

Amelia dijo que tenía que ver con un convicto fugado del psiquiátrico, y sucede que dada su poca superstición, era una conclusión comprensible. Cicatrizadas sus heridas, necesitaba recuperarse. Por lo tanto, los tres viajaron a Suiza, a fin de que Amelia se recompusiera del hecho. 

A lo largo de su estancia en Suiza, Amelia deseaba regresar a Croglin, a pesar de lo sucedido. A los hermanos les seguía agradando bastante la región. Amelia insistió en volver, y se escudaba en que los lunáticos no se escapan todas y cada una de las semanas. 

La cripta del cementerio en Croglin

Cuando retornaron, pasaron nuevamente un invierno sin disturbios. Por otro lado, en el tercer mes del año Amelia volvió a oír los mismos raspones en su ventana. Esta vez alertó a sus hermanos antes de que la criatura entrara a su habitación, y sus hermanos aparecieron rápidamente. Esto espantó a la criatura, mas antes de que desapareciera uno de los hermanos disparó. Más allá de alcanzarle la bala, pudo escapar, mas los hermanos lograron rastrearlo, y se percataron que se había refugiado en una cripta del cementerio. 

Eligieron prepararse, y entrar a la mañana siguiente. Abrieron la tumba, y descubrieron numerosos ataúdes. Solo uno de ellos estaba intacto, mas tenía la tapa entreabierta. Dentro hallaron un cadáver con una herida de bala fresca. Por lo cual, eligieron sacar el cuerpo y le prendieron fuego al vampiro Croglin.

Croglin Grange

¿Existía algo de verdad en esta historia?

Determinados no creían que el cuento fuese real. Aún de esta forma, Hables Harper decidió investigar en 1924. Y aunque descubrió que en Cumberland no existía un sitio llamado Croglin Hall, sí halló pruebas de Croglin Low Hall y High Hall. En su libro “Viviendas Embrujadas” de 1907 dijo que Croglin Hall sería probablemente la casa de la que hablaba Hare, mas que las especificaciones del resto del sitio no se corresponden verdaderamente.

Clive Ross además quiso investigarlo en los años 30. Para eso entrevistó a los vecinos del lugar, y determinó que Croglin Low Hall era en realidad Croglin Grange. Y es que, los Grange tenían una capilla en el lote, construida sobre los cimientos de otra previo. Y además una de las entrevistadas ha dicho haber oído esas historias de vampiros, y confirmó que Croglin Law Hall se llamaba Croglin Grange hasta 1720.

Configuración