Saltar al contenido

Avistamiento OVNI en Big Chimney: el caso de 1975

Avistamiento Ovni En Big Chimney: El Caso De 1975

Dado los últimos tiempos de conspiraciones y opiniones en que algo raro está sucediendo en el cielo, nos agradaría recordar un popular avistamiento que sucedió en Big Chimney (Condado de Kanawha, West Virginia). Este avistamiento OVNI no ha sido tan publicado como otros, sin embargo, el Centro de Estudios OVNI de Chicago, lo llamó “entre los cinco mejores informes OVNI de 1975”.

El 12 de junio de 1975, Carroll Crihfield y su mujer supuestamente avistaron una nave que tenía forma de diamante, y que tenía luces rojas y blancas refulgentes. Esto fue divisado justo a la vera de la 119 Norte, entre Big Sandy Clendenin. A los presentes se les sometió a un descubridor de patrañas, pero unicamente se ha podido demostrar que verdaderamente creían haber visto un OVNI. Mas, ¿qué hay de verdad en esto?

Una tarde de verano alienígena

Carroll Crihfield era un químico de la planta FMC en South Charleston, y aquella tarde del 12 de junio conducía por la ruta 119 con su esposa embarazada, Betty, y sus dos hijos, Jerry y Jeff. La familia iba sendero del condado de Roane, para hacerle una visita al padre de Carroll. 

Mientras que viajaban, Betty vio por vez primera aquella luz roja y parpadeante en el cielo. Por supuesto, en un primer instante no pensaron nada raro, podría ser sencillamente la luz de un avión que sobrevolaba Big Chimney. No obstante, la luz parecía flotar en un punto estático, algo que no les resultaba, cuanto menos, curioso.

Esta luz la pudieron ver a lo largo de 6 Km más, y tras esto, se perdió después de las montañas. Por lo que, prosiguieron su viaje sin más ni más fenómenos extraños. Pero esto solo duró hasta que tomaron aquella curva, y se encontraron de llena con el avistamiento.

Bigchimneyufo

La aeronave del diamante

Cuando doblaron la curva no se esperaban ver, a la izquierda del camino, a una embarcación que tenía la forma de un “diamante partido”. Era tan enorme como una casa, y se caracterizaba por su color gris carbón. Asimismo, pudieron ver que bajo esta nave, sobresalían unas patas en forma de cruz. 

Carroll, tras hallarse con esta visión, se asustó y se salió de la carretera, pero pronto recobró el control del coche. Prosiguió conduciendo hasta encontrar el sitio donde poder ofrecer la vuelta, y corroborar que no estaban locos y que realmente habían visto una nave con forma de diamante. Por otro lado, en el momento en que consiguieron volver hasta el lugar, la nave que se encontraba sobre unos árboles, se había desvanecido completamente. 

Carroll Crihfield y su familia sabían lo que habían visto, mas no tenían pruebas para ir a las autoridades. No obstante, unas seis semanas después del altercado, Carroll estaba de vacaciones y decidió volver al sitio para ver si podría encontrar algo que demostrase que esa noche habían presenciado una nave ONVI. 

Cuando llegó al lugar, cuál fue su sorpresa que se halló en la yerba con cuatro enormes manchas de yerba oscurecida o quemada, y un leño quemado. Fue entonces cuando decidió asistir a la policía para contarles el suceso. La policía estatal realizó un informe para el Centro de Estudios Ovni de Chicago, fundada tan solo un par de años antes por J. Allen Hynek.

Un caso de avistamiento bien conocido

La familia fue entrevistada por diferentes periódicos y programas de televisión, entre el equipo de Alan Landsburg Productions, quienes, tras entrevistar a la familia eligieron someterlos a una prueba de descubridor de mentiras. Un concepto que propuso el mismo Carroll.

Todos y cada uno de los desenlaces fueron exactamente los mismos: ninguno de mentía cuando hablaba de aquella tarde de verano. Por otro lado, el progenitor dejó claro que no creía haber visto una nave alienígena, sino algo correspondiente al gobierno de los USA. Él creyó que era una exclusiva aeronave que estaban construyendo. Y tú, ¿qué piensas que vieron?