Saltar al contenido

Andrei Chikatilo, el cannibal ucraniano

Andrei Chikatilo, El Cannibal Ucraniano

Andrei Romanovich Chikatilo naci√≥ el 16 de octubre de 1936 en un pueblo de la Ucrania rural de la URSS. En la d√©cada de 1930, las pol√≠ticas agrarias de Stalin provocaron una hambruna generalizada, y cuando naci√≥ Chikatilo, los efectos a√ļn se notaban, por lo que tuvo una infancia marcada por las privaciones.¬†

Adem√°s, se cree que Andrei sufri√≥ hidrocefalia al nacer, esto es agua en el cerebro, que le caus√≥ problemas en el tracto genital-urinario. Por lo que segu√≠a mojando la cama en su adolescencia y era incapaz de mantener una erecci√≥n aunque s√≠ pod√≠a eyacular. No suficiente con esto, sufri√≥ tambi√©n las consecuencias de un padre ‚Äúcobarde‚ÄĚ en la guerra, pues seg√ļn sus compatriotas se hab√≠a dejado capturar por el enemigo. Todo esto supuso que Chikatilo fuera el centro del acoso escolar.¬†

Una sexualidad frustrada

Solo tuvo una experiencia sexual en su adolescencia. A los 15 a√Īos forceje√≥ con una joven intentando dominarla,¬† y eyacul√≥ inmediatamente por lo que recibi√≥ muchas burlas. Esto fue lo que condicion√≥ sus experiencias sexuales futuras, y consolid√≥ su asociaci√≥n con el sexo violento.¬†

Tras un intento fallido de entrar a la universidad y un periodo en el servicio nacional, se trasladó a una ciudad cercana a Rostov donde ejerció de ingeniero telefónico. Su hermana menor se mudó con él, y fue ella la responsable de encontrar una mujer para su hermano, Fayina, con quien se casó en 1963. Y a pesar de sus problemas sexuales, tuvieron dos hijos y una vida supuestamente normal. 

Unos a√Īos despu√©s, en 1971, se convirti√≥ en maestro de escuela, pero unas denuncias por agresiones a ni√Īos peque√Īos le obligaron a cambiar de escuela. Hasta que finalmente se instal√≥ en la escuela minera de Shakhty.

Andrei Chikatilo

La matanza de mujeres comenzó 

Lena Zakotnova fue la primera víctima de Andrei, y con la mala suerte de que un testigo los había visto juntos poco antes de la desaparición de la chica. Sin embargo, su mujer le proporcionó una coartada de hierro y culparon a otro violador conocido como el culpable.

En 1981 lo despidieron de la escuela en la que estaba, y acept√≥ un trabajo como empleado de una f√°brica de materias primas en Rostov. Este puesto le obligaba a viajar por distintas ciudades, y as√≠ tuvo acceso a gran cantidad de j√≥venes durante los siguientes nueve a√Īos.¬†

Larisa, de 17 a√Īos, fue su siguiente v√≠ctima a quien estrangul√≥, apu√Īal√≥ y amordaz√≥ con tierra y hojas para evitar que gritara. Al utilizar la fuerza, Chikatilo pod√≠a liberarse sexualmente, y fue a partir de este momento cuando desarroll√≥ un patr√≥n de ataque claro, y se centr√≥ en j√≥venes fugitivos de ambos sexos.

¬ŅC√≥mo actuaba Chikatilo?

Su modus operandi empezaba por hacerse amigo de ellos o ellas en las estaciones de tren y autob√ļs. Desde all√≠, los atra√≠a hacia zonas forestales donde los violaba y los mutilaba con un simple cuchillo. Adem√°s, a√Īadi√≥ el aspecto can√≠bal a su forma de atacar, ya que algunas veces se com√≠a los √≥rganos sexuales o le extirpaba partes como la punta de la nariz o la lengua. En sus primeros asesinatos se enfocaba en da√Īar la zona de los ojos. Cortaba las cuencas y extirpaba los globos oculares por el simple hecho de que cre√≠a que pod√≠an retener la imagen de su rostro hasta despu√©s de muertos.

Andrei Chikatilo se hizo muy conocido, o al menos sus actos, porque en esa √©poca los asesinos en serie no eran algo frecuente en la Uni√≥n Sovi√©tica. De hecho, muchas veces desaparec√≠an pruebas de asesinatos o abusos para mantener el orden p√ļblico. Sin embargo, tras la mutilaci√≥n de los ojos pudieron establecer relaci√≥n entre diferentes muertes y afirmaron que se encontraban ante un asesino en serie. Y conforme aumentaban los cad√°veres, el miedo y el inter√©s p√ļblico crecieron fuertemente a pesar de la desinformaci√≥n generalizada.¬†

Actuando con total impunidad

El detective moscovita Mikhail Fetisov y el forense Victor Burakov se encargaron de llevar a cabo la investigación. Esta se centró en conocidos delincuentes sexuales y enfermos mentales, quienes muchas veces ofrecían confesiones falsas debido a las fuertes métodos de interrogatorio de la policía. Sin un sospechoso claro, llegaron a la conclusión de que este tenía un grupo sanguíneo AB debido a las pruebas de semen recogidas de las escenas del crimen, así como encontraron muestras de pelo gris.

Se sumaron 15 v√≠ctimas al listado, y los esfuerzos de la polic√≠a aumentaron. Finalmente Andrei Chikatilo fue detenido por comportamientos extra√Īos en una estaci√≥n de autobuses. Sin embargo, tambi√©n pudo librarse de esto ya que su grupo sangu√≠neo era A, a diferencia de la encontrado en las escenas. Aun as√≠, lo encerraron 3 meses por delitos menores. Lo curioso del caso es que Andrei pertenec√≠a a un grupo llamado ‚Äúno secretores‚ÄĚ, esto es aquellas personas que solo pueden demostrar su tipo de sangre a trav√©s de una muestra de sangre, no de semen como hab√≠a en las escenas de los cr√≠menes.

Andrei Chikatilo

El necrosadista ucraniano

Tras salir de prisi√≥n, Andrei encontr√≥ trabajo como comprador ambulante en una compa√Ī√≠a de trenes, y control√≥ sus impulsos asesinos hasta agosto de 1985 cuando mat√≥ a dos mujeres. Para ese entonces Burakov estaba frustrado, as√≠ que decidi√≥ valerse de la ayuda de un psiquiatra, Alexandr Bukhanovsky, quien afin√≥ el perfil del asesino.

Lo defini√≥ como ‚Äúnecrosadista‚ÄĚ, y estableci√≥ su edad entre los 45 y 50 a√Īos, m√°s de lo que se cre√≠a. Sin embargo, parec√≠a que los asesinatos hab√≠an cesado y pensaron que tal vez ya estaba en la c√°rcel por otros motivos o muerto. Sin embargo, en 1988 Andrei volvi√≥ a las andadas, esta vez aumentando a√ļn m√°s el riesgo de ser descubierto. Sum√≥ a su lista 19 muertes m√°s, y algunas de ellas las llev√≥ a cabo en lugares p√ļblicos.

Chikatilo al fin fue capturado

Tras la reci√©n llegada glasnost de Gorbachov, los medios de comunicaci√≥n ten√≠an mayor libertad, e hicieron una fuerte presi√≥n p√ļblica para que de una vez atraparan al asesino que aterrorizaba las calles de Ucrania. Con esto, Burakov increment√≥ las patrullas policiales e incluy√≥ a polic√≠as encubiertos en zonas p√ļblicas.¬†

Mientras tanto, Chikatilo consigui√≥ eludir a la polic√≠a hasta en dos ocasiones, pero tras el asesinato de su √ļltima v√≠ctica, Sveta Korostik, unos polic√≠as vieron su comportamiento extra√Īo y decidieron tomarle los datos. Estuvo bajo vigilancia y el 20 de noviembre de 1990 lo detuvieron, aunque en un principio se neg√≥ a confesar los asesinatos.¬†

Andrei Chikatilo

Su ego le hizo confesar

Burakov dej√≥ que fuera el psiquiatra quien lo interrogara, con el pretexto de entender la mente del asesino desde un √°ngulo cient√≠fico. Esto hinch√≥ el ego de Andrei, y se abri√≥ por completo. Lo confes√≥ todo, incluyendo los m√≠nimos detalles e incluso gui√≥ a la polic√≠a hasta aquellas v√≠ctimas que a√ļn no se hab√≠an descubierto.

Andrei Chikatilo confes√≥ haber matado a 56 j√≥venes, de los cuales solo 53 pudieron verificarse. Muchos m√°s de los 36 que pensaba la polic√≠a. As√≠ que, el 14 de abril de 1992 compareci√≥ ante el tribunal, juicio en el que estuvo encerrado en una jaula de hierro con el fin de tenerlo alejado de los familiares de todas las v√≠ctimas. Su comportamiento le vali√≥ el apodo de ‚Äúel man√≠aco‚ÄĚ, ya que durante el juicio a ratos estaba aburrido y otras veces se pon√≠a a cantar o decir locuras, incluso en una ocasi√≥n se baj√≥ los pantalones agitando sus genitales ante la multitud.

A pesar de que el juicio duró hasta agosto, y que la culpabilidad estaba más que clara, no se anunció el veredicto hasta el 15 de octubre de 1992, cuando Chikatilo fue declarado culpable de 52 de los 53 asesinatos. Se le condenó a muerte por cada uno de ellos, y a pesar de que sus abogados alegaron que la evaluación psiquiátrica que le declaró apto para el juicio no había sido correcta, se negaron sus argumentos. Finalmente, tras 16 meses, el carnicero de Rostov fue ejecutado con un disparo en la nuca el 14 de febrero de 1994.

Configuración