Saltar al contenido

¬ŅAndas realmente frente a una posesi√≥n mefistof√©lica?

¬ŅAndas Realmente Frente A Una Posesi√≥n Mefistof√©lica?

En los √ļltimos tiempos, han incrementado dr√°sticamente las situaciones de posesi√≥n mefistof√©lica, aunque podr√≠a ser sencillamente un problema que a√ļn no ha sido explicado por la ciencia. Se suele etiqueta de posesi√≥n a los desequilibrios de la psique o a las conmuevas como una cuesti√≥n espiritual.

Es aquí donde encontramos la delgada línea que suelen pisar los tontos y también ignorantes. Muy frecuentemente profesionales de la medicina, religiosos y conjuntos paranormales rápidamente etiquetarán un hecho como demoníaco: el yoga, el reiki y la curación no son demoníacos. Como tampoco lo son los pésimos estados de ánimo y la depresión.

Ninguno es causado por una posesión satánica. La causa y efecto están a cargo del hombre y sus elecciones.

La psicología de la posesión satánica

El desequilibrio psicológico o los inconvenientes siquiátricos tiene síntomas que precisamente se podrían confundir con una influencia satánica. Pero, existen muchas distinciones claras entre lo preternatural y lo natural. Todo esto tiene una base sicológica para su explicación.

Esas personas que tienen una forma de pensar espiritual, procurarán la explicación en una fuerza preternatural. Sin embargo, las diferencias existen y son visibles, tan solo hay que analizar la situación. Son los médicos, el clero y los espiritistas quienes han puesto esta iniciativa en nuestra cabeza, mas somos nosotros quienes debemos distinguir lo real de la pareidolia.  

La obsesión de espíritu

Posiblemente un espíritu se apegue tanto a ti que no te lo puedas suprimir encima. En la mayoría de los casos, si hay una obsesión de espíritu, acostumbran haber más de una entidad espiritual involucrada. No obstante, esto no es demoníaco. Si bien los espíritus pueden e influyen en nuestras vidas, no es una explicación para justificar un mal comportamiento.

Por consiguiente, muchas patologías mentales tienen su origen en un desequilibrio espiritual. Esto no debemos pasarlo por alto, debido a que habitualmente la asistencia espiritual se ha interpuesto a la asistencia médica. Mas esto prosigue sin ser una posesión mefistofélica. 

Existe una clara división entre posesión/opresión diabólica y desequilibrio psicológico. Un individuo empieza a levitar sin explicación, chillando blasfemias. Empiezan a manar fragancias putrefactos, y además comienzan a suceder manifestaciones externas a la víctima. Estos asaltos suceden de manera capaz y deliberada. Es ahora mismo cuando debes suponer que quizás te encuentres ante una posible causalidad paranormal.

Exorcismo

Las declaraciones abren la caja de pandora

Existen dos claros riesgos en el momento en que se considera la oportunidad de una posesión demoníaca. El primero es que determinar que alguien está bajo la influencia de un demonio es una acusación que hay que tomar seriamente. El segundo, es que debes tener en cuenta el sufrimiento que causará a la víctima. Puede ser solo a la persona o a su familia, y diagnosticar algo como demoníaco puede provocar ansiedad y sufrimiento. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta la oportunidad de transformarse en el motivo de la infestación. Tal es de esta forma, que en tal caso pagarás el valor estando en la línea de riesgo o de la mano del Karma. 

Pero, ¬Ņcu√°l es la verdad de la posesi√≥n mefistof√©lica?

La posesión diabólica es verdadera, como también lo son los desequilibrios psicológicos, patologías mentales y maneras de psicosis. De esta forma poco a poco se hace cada vez más recomendable aunar la medicina con la espiritualidad.

Asimismo, es importante trabajar con investigadores paranormales de cabeza abierta, que se proponga lo preternatural y lo natural. Es un campo peligroso, que a cargo de gente menos experimentada y dirigida por el ego, puede ocasionar un desastre a su paso. 

Configuración